Salvadoreña entra en llanto y pide de todo corazón que le ayuden con un lugar donde pueda vivir ella y sus pequeñitas

Este es el caso de Margarita Huezo, que a sus 76 años se ha dedicado a la venta de ambulante sobre dulces, y que por muchos años ha subsistido con lo poco que recibe de las ventas.

Jóvenes salvadoreños se la encontraron en el camino y decidieron grabar a Margarita para hacer llegar este mensaje solidario a miles de salvadoreños de corazones bondadosos que quieran ayudar a doña Margarita, quien entró en llanto y pide de todo corazón a todo aquel que tenga las capacidades de poder darle un espacio donde vivir.

Relata que de lo poco que recoge de su venta alcanzan a comer al menos 4 personas y en ocasiones no tienen que comer. Jóvenes han hecho un llamado a las autoridades pertinentes para que puedan ayudar a doña Margarita.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*